Piel radiante

¡Piel radiante y luminosa! como cuidarla para que siempre luzca así

Piel radiante

Para poder hablar sobre piel radiante y todo lo que esto implica podemos comenzar señalando que el hecho de cuidar tu apariencia sin duda que no es un tema nuevo.

Claro que esto abarca varios aspectos que van desde la ropa que utilizas hasta el cuidado que le das a tu cuerpo.

En el exterior una de los cuidados que más llevamos a cabo es el cuidado de nuestra piel. Pues forma parte de nuestra apariencia, y ciertamente tener una piel radiante y luminosa atrae, y es signo de un buen estado de salud.

Pero, ¿Qué podemos hacer para que nuestra piel siempre tenga esa apariencia radiante y hermosa? Permítenos orientarte un poco al respecto.

Cuidados para tener una piel radiante y luminosa

Piel radiante
El cuidado de nuestra piel sin duda es importante, pues forma parte de nuestra apariencia, y ciertamente tener una piel radiante y luminosa atrae, y es signo de que tenemos un buen estado de salud.

Llevar un estilo de vida saludable y generar un buen cuidado interno y externo contribuirá a que tengas una piel resplandeciente por mucho mas tiempo.

Si tenemos una piel apagada, no hay problema, puede ser tratada combinando dieta saludable, sueño reparador y también una rutina de exfoliación e hidratación.

En conclusión debes prestar mayor atención al cuidado diario de tu piel y como ya mencionamos desde el interior como en lo externo.

La piel es un órgano excretor, y el hecho de sudar contribuye a que las malas  toxinas se transporten al exterior para ser expulsadas.

Por  lo que el hecho de hacer ejercicios ingresar a un sauna o tomar un baño  va a contribuir positivamente en la eliminación de toxinas.

 Que puedes hacer de manera externa para cuidar tu piel

Todos los días

Debes realizar una limpieza antes de acostarse y también al levantarse ya sea con una crema, un gel que respete el pH de la piel o con agua micelar, con el fin de eliminar el maquillaje así como la contaminación, el sudor y el polvo que durante el pasar del día se adhieren a la piel.

Una vez que limpias, procedes a realizar un proceso de hidratación de la piel que cumpla con su función sobre la piel mientras duermes y por las mañanas cuando hagas uso de tus cremas hidratantes, puedes realizar un masaje facial utilizando las yemas de los dedos realizando movimientos circulares, siempre hacia arriba y hacia fuera.

Es también recomendable que de dos o tres meses, realices un tratamiento profesional para la piel que te permita tener una piel mucho más rehidratada y nutrida.

Es muy sencillo realizar el cuidado de tu piel, tomate tu tiempo y aplica los consejos que hemos compartido anteriormente y veras como los resultados en poco tiempo aparecerán y te sentirás a gusto con los mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial